Basta de Incoherencias. Las Viviendas Turísticas no son la causa.

Plataforma Pro viviendas turísticas

Durante algunas semanas hemos expuesto a modo informativo la situación que actualmente vive el sector de Las Viviendas de Uso Turístico en España. Hemos decido poner todo en contexto y mostrar con datos y hechos que las medidas legales que ha tomado la administración en Barcelona busca de forma descarada dar preferencia al modelo de turismo hotelero frente a nuevas opciones.

Plataforma Pro viviendas turísticas

En el año 2013 el Ayuntamiento de Barcelona decidió hacer una modificación en el Plan de Usos de Ciutat Vella de 2010, dicha modificación, entre otras cosas,  ahora permite la apertura de nuevos hoteles en las calles perimetrales del distrito y en fincas catalogadas como patrimonio, sin embargo, a las viviendas turísticas se les prohíbe el otorgamiento de nuevas licencias y, como si fuera poco, se pide que las existentes se agrupen en edificios enteros. Informe de la situación del sector hotelero de la ciudad de Barcelona 2013. 

Algo similar ocurre en el caso del “Plan de Usos de Las Ramblas” luego de que el gobierno de Trias eliminara del Plan final el apartado que fijaba la extinción, en un plazo de seis años, de las licencias de hoteles en esta famosa zona de la ciudad, en la cual, actualmente 1.033 barceloneses que allí viven, tiene que convivir con 3.965 turistas. (“Trias quiere suavizar las restricciones a los hoteles de las Ramblas”)

Cómo es posible que aseguren que Las Viviendas Turísticas, que representan el 1,7% de todas las viviendas registradas en la ciudad, sean las responsables de todos los problemas que genera el turismo, cuando existen 365 hoteles en Barcelona que ofrecen 67.567 plazas. Informe de la situación del sector hotelero de la ciudad de Barcelona 2013. 

Casualmente, para el 2013 el 66% de los hoteles de la ciudad estaban ubicados entre Ciutat Vella y el Eixample, eso representa que entre estos dos distritos se encontraban 36.838 plazas hoteleras un 54.5% del total y muy a pesar de la población flotante que esto genera en dicha zona el Ayuntamiento permite que se sigan otorgando licencias para nuevos hoteles, no sólo allí sino en el resto de Barcelona.

Como hemos explicado antes, en Barcelona solamente el 1,7% de las viviendas registradas son de uso turístico (9.579) y el 77% de ellas están fuera del centro de la ciudad. No hay justificación para que el Ayuntamiento haya tomado las medidas legales que han tomado en contra del sector.

Igualmente se puede apreciar en el Primer Barómetro de Alquiler Vacacional 2014 que el modelo está cambiando, que hay oportunidades para todos los tipos de alojamiento y que dependiendo del tipo de viaje, la duración y la cantidad de personas que viajen juntas el visitante se decantará por un tipo de alojamiento que por otro. Por tanto, no se trata de hacer competencia, hay mercado para todos, se trata de ofrecerle a este perfil de visitante el tipo de alojamiento que está buscando.

Está claro que la administración apoya a un modelo turístico hotelero, pero es ahora cuando todos los vinculados a las Viviendas Turísticas debemos unirnos y defender nuestro sector. Tenemos argumentos válidos para hacerlo. No olvidemos que “El Turismo es de Todos”.