Carta: Turismo y pisos turísticos

Turismo y pisos tuísticos

Buenos días,

Soy XXXXXXX, gestora de pisos turísticos.

He estado escuchando la tertulia sobre el turismo y los pisos turísticos y me gustaría poder añadir mi opinión.

Creo que para hacer una tertulia de calidad, debería participar también alguna persona involucrada en el tema y que tenga un punto de vista diferente a todo lo demás.

Se han dicho cosas como que los pisos turísticos son los culpables de que la gente se vaya de Barcelona, son los culpables de que no haya personal cualificado, de que el turistas que se alojan en los pisos turísticos se mean por la calle, que comen en pizzerías franquiciadas o compran masivamente a tiendas franquiciadas que están por todo el mundo. Esto es pura demagogia.

El problema de vivienda de Barcelona no es provocado por los apartamentos turísticos. Está lleno pisos vacíos de bancos y de propietarios que no se atreven o no quieren ponerlos en alquiler por la incertidumbre de cobro y de cómo te dejarán el piso al marcharse. También se ha de poner el piso en condiciones para alquilarlos: pagar un IBI, el mantenimiento, todo esto cuesta mucho dinero, por el retorno y la incertidumbre de la que hablaba.

En Barcelona se ha hecho muy poca inversión en vivienda social, por un orden del 0,7% mientras en el resto de Europa se invierte sobre el 17%. Y ahora se pretende culpar a los apartamentos turísticos.

Los individuos que se mean por calle pueden alojarse en apartamentos turísticos o en hoteles. También lo hace los nacionales y mucho.

Los turistas comen en pizzerías franquiciadas, que son propiedad de un catalán que paga sus impuestos y contrato a gente, pero también comen a otros lugares. Buscan los sitio auténticos de Barcelona. Por otro lado os diré, que el turista de pisos turísticos, habitualmente son familias, que compran en los supermercados y en tiendas de proximidad pues vienen con niños, y el desayuno y alguna que otra comida suelen hacerlo en casa.

Compran en tiendas franquiciadas, Y a todo tipo de tiendas, Y todas ellas dejan dinero en la ciudad.

Se debe tener presente que TODOS vivimos del turismo, pues el circulante que deja va a parar a todos los rincones de la ciudad. Si yo vivo del turismo, la escuela donde van mis niños vive del turismo, la panadería donde compro el pan, mi peluquería,  mi frutería, y mi gimnasio…

Por otro lado, hay que saber, que lo que paga el turista para alojarse en un piso turístico, una pequeña parte al propietario. Se descontará el porcentaje que cobra la web que publicita el apartamento, que es de entre un 4 y un 25%, lo más habitual es pagar un 17%. El precio del alquiler incluye, el agua, la luz, el gas, el wifi, los gastos de comunidad, el mantenimiento, la limpieza, la lavandería, el coste del check-in y el check-out, IBI, IVA, las tasas de basura del ayuntamiento, Y otros impuestos… Además el gestor también cobra un porcentaje que va entre el 25 y el 35%. Descontando todo ello, el propietario cobra algo más que si fuera un alquiler tradicional, pero se asegura el cobro, que dejan el piso en buen estado y que puede recuperar el uso del piso en poco tiempo en caso de necesitar hacerlo.

¿Recuerdan cómo eran las Ramblas o la Barceloneta antes del turismo? Eran inseguras, sucias, peligrosas. Recuerdo la Barceloneta de noche en donde no podías aparcar el coche porque te robaban el radiocaset o incluso todas las ruedas, o las Ramblas llenas de prostitutas, “trilerus”, camellos… Yo prefiero ver turistas.

Este tipo de tertulia crea, junto con la propaganda del Ayuntamiento, una turismofobia muy peligrosa. Un malestar ciudadano que sufrimos todos los que nos dedicamos al turismo Y los mismos turistas.

Sobint encuentro pintadas en contra de los pisos turísticos y los turistas en las fachadas, pegatinas en las paredes, las farolas, etc.

Damos empleo directo e indirecto a mucha gente. Muchas familias viven en torno a los apartamentos. Y lo hacemos como un negocio legal, y regulado que paga impuestos.

No olvidemos que TODOS SOMOS TURISTAS. Cuando vamos a la Costa Brava, o en Vic o enviamos nuestros hijos en Irlanda a aprender inglés, somos turistas.

Los apartamentos turísticos SOMOS LA EXCUSA.

Saludos

Versión original en Catalán